Onicomicosis, ¿crees que la padeces?

Onicomicosis, ¿crees que la padeces?
agosto 23, 2018 FarmaciaSanchis
FarmaciaSanchis
In VIDA SALUDABLE

Hola de nuevo amigos,

Nadie está libre de contraer hongos, especialmente en las uñas de los dedos o pies. Incluso un pequeño golpe en estas áreas puede ser un causante de la aparición de hongos. Es posible, además, que los primeros días no haya ningún cambio a la vista, pero semanas más tarde es cuando las bacterias y los hongos pueden conseguir penetrar en la herida y causar una infección.

Los hongos en las uñas, tanto de las manos como de los pies, son una infección conocida como onicomicosis. El onicomicosis puede causar dolor, incomodidad y deformación; así mismo, puede producir limitaciones físicas y ocupacionales graves.

La infección fúngica de las uñas a veces hace que la condición pueda sonar contagiosa o relacionada con una higiene deficiente. De hecho, hasta el 10% de todos los adultos de los países occidentales tienen infección micótica en las uñas. Este porcentaje aumenta al 20% de los adultos que tienen 60 años o más. Además, los hongos en las uñas del pie son mucho más comunes que la de las uñas de las manos.

¿Cómo aparece la onicomicosis?

En personas saludables, las infecciones por hongos de las uñas son comúnmente causadas por hongos que se encuentran atrapados en áreas húmedas y mojadas como duchas comunes, gimnasios o piscinas.

Los atletas han demostrado ser más susceptibles a los hongos en las uñas. Se presume que es debido al desgaste de los zapatos, manos o pies sudorosas o a golpes repetitivos en las uñas. Sufrir de pie de atleta hace que sea más probable que el hongo infecte las uñas.

Las personas mayores y las personas con ciertas enfermedades subyacentes también están en mayor riesgo. Esto incluye cualquier persona con un sistema inmunológico débil o con condiciones como el SIDA, diabetes, cáncer, psoriasis, etc.

Signos y síntomas de la onicomicosis

    • Variaciones en la apariencia de la uña, sin síntomas físicos
    • A medida que la enfermedad progresa, interfiere con sus actividades físicas como pararse, andar y hacer ejercicio.
    • Dolor, malestar y pérdida de la destreza en las extremidades

Más vale prevenir que curar, por lo que en caso de infección, deberemos extremar las precauciones en casa: evitaremos ir descalzos, usaremos chanclas en la ducha, no compartiremos toallas ni calcetines con el resto de la familia y extremaremos las medidas higiénicas sobre todo en la ducha, desinfectando esta con lejía diariamente.

Evidentemente deberás extremar la precaución en espacios públicos y no ir descalzo ni en duchas, ni piscinas, ni gimnasios.

Gracias para leernos, y hasta pronto!

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies